Novela blogueada: Death or Glory (Ciaphas Cain). Día 1

Bueno, pues como anuncié en la última entrada voy a sacar adelante la gamberrada esta, a ver qué pasa…

Por supuesto os advierto de que habrá spoilers en cantidad, así que si os molestan y pensáis leer la novela no continuéis.

En la Siniestra Oscuridad del Futuro Lejano Sólo Hay Guerra…

La cosa está MUY MAL. La humanidad es un Imperio teocrático cuyo líder absoluto lleva como diez milenios en coma ( y aún así él solito mantiene psíquicamente la habilidad de las naves humanas de viajar por el hiperespacio la Disformidad) ; se ha perdido gran parte de la tecnología antigua y el 90% de la iniciativa investigadora.

Nos hemos expandido por cientos de mundos y hay como media docena de especies alienígenas distintas a las que les ha gustado a qué saben los humanos y quieren repetir, o opinan que ellos saben lo que nos conviene mejor que nosotros (cosa que tal vez sería discutible si no fuese herejía).

Si es que hasta el ganado del que se saca la mayoría de la carne es carnívoro y agresivo. No se puede ser más OSCURO y SINIESTRO que eso.

Sandy Mitchell es uno de los autores de novelas de WH40K que se saltan el trasfondo oficial del juego a la torera de vez en cuando, con épicos resultados (otro es Dan Abnett, por ejemplo); de ahí que un Comisario normal y corriente sea capaz de cargarse cosas con más puntos que él en el juego de mesa, o de sobrevivir situaciones improbables porque tiene inmunidad de guión. Pero como las novelas tienen el mismo nivel de seriedad que se puede encontrar en las películas de La Momia se le perdona.

En el prólogo  la inquisidora Amberley Vail nos informa de que esta novela forma parte de las memorias no publicadas del Comisario Ciaphas Cain, Héroe del Imperio, Liberador de unos cuantos mundos y actor de primera, porque en realidad es un cobarde y una comadreja con muchísima suerte ( por eso sus memorias no han sido publicadas tal cual y están guardadas en un archivo de la Inquisición; la versión publicada está convenientemente podada de sus abundantes arrebatos de sinceridad narrativa). También comenta que se ha molestado en añadir notas aclaratorias y fragmentos de otros libros (ficticios) donde le ha parecido necesario, pero no ha modificado nada del texto, que es 100% Cain.

Para facilitar las cosas a nivel de imaginación visual, estos son el comisario Cain y su asistente Jurgen; las ilustraciones oficiales – aunque son perfectamente profesionales y excelentes a nivel técnico- no me gustan tanto como algunas hechas por aficionados así que os voy a enlazar esta de Cain hecha por Aerion-the-Faithful en Deviantart…

 

y esta otra de Jurgen, guardia imperial/asistente personal del Comisario/conseguidor de café y bocadillos extraordinaire; es parte de la portada de Caves of Ice, la ilustración es de Clint Langley) :

Aunque dentro de mi cabeza se parecen muuuuuucho a Nathan Fillion y Peter Falk respectivamente.

¿Empezamos?

 

CAPÍTULO UNO

 

-“Cuando yo era joven era mucho menos paranóico, pero aprendí rápido y por eso sólo tengo unos cuantos dedos cibernéticos”. Vale, nos hacemos una idea…

-En Perlia tienen un problemilla con los orcos. Bueno, no suena muy grave, ¿verdad? naaah.

-Cain es muy popular con las señoras, lo deja caer.

-Amberley lo confirma vía notita a pie de página.

-¡Se está durmiendo en la reunión informativa! el precio de la popularidad, claro.

-El coronel del regimiento se huele la tostada, pero Cain es un listeras. Sí sí, currando toda la noche.

-El “problemilla con los orcos” es un WAAARGH! en toda regla y van camino de una operación bélica a gran escala. Ups.

-Después del disimuladísimo acojone inicial  tampoco parece TAN malo. No van a ser peores que los tiránidos, ¿no?

-Como Cain pasa de explicar nada más de los orcos, Amberley adjunta más notitas explicativas. Qué maja para ser inquisidora.

 

DOS

-Cain va convencido de que el coronel quería ponerle nervioso y  que con lo que sabe de los orcos de cuando la academia va razonablemente preparado. CRIATURILLA.

-El Mechanicus será lo que queráis, pero construyen para durar. La nave de transporte tiene siglos de antiguedad.

– Ojo, que durante el viaje ya ha hecho migas con una tripulante de la nave.

-Algo acaba de sacar la nave del hiperespacio la Disformidad de una patada.

-Jurgen se asoma a preguntar si pasa algo. Qué jodío, con el viaje que le acaban de meter a la nave.

-Por cierto, Jurgen siempre va precedido por el Olor de Jurgen. Deduzco de las finas descripciones de Cain que es un olor como a cesta de calcetines de futbolista, pero más. Como para que soldados en pleno frente aguanten la respiración un poco cuando pasa cerca.

-Pasillos llenos de gente corriendo intentando averiguar qué puñetas ha sido eso.

-Menos mal que la tripulante está con ellos y les mete por los pasillos de servicio. Se llama Karrie, por cierto, y juega muy bien a las cartas.

-Parece que lo que les ha sacado de la Disformidad ha sido una emboscada orca. Yúju.

-¿Pero los orcos no eran tontos del culo? aaay, Cain…

-Vamos a decir que tengo que reunirme con mi regimiento porque es importante desembarcarlo en la superficie en lugar de decir que quiero tener soldados con armas grandes detrás de los que meterme, porque lo primero no es ejecución sumaria y lo segundo sí.

-¿Brecha en la cubierta? brecha en la cubierta. El Emperador te tiene pelusa porque frinkas más que él, Cain.

-CASI. Casi cruzas las compuertas antes de que se sellase el puente. Al menos en el vacío Jurgen no olerá.

-No se mueren porque hay más páginas, claro.

 

TRES

-Aquí estamos, quedándonos sin aire y– eh, ¿¿ eso es una puerta a una cápsula de escape??

-Uno no sabe el aprecio que le tiene al aire hasta que se lo quitan.

-¡Era una cápsula de escape! ¡Bien!

-La cápsula tiene un sistema de lanzamiento automático que se ha puesto en marcha al entrar.

-Lo que significa que la nave va a escupirles en mitad de una batalla espacial dentro de un barreño, todavía lejos de Perlia.

-En el Trono Sagrado en Terra se oye pensar muy flojito durante un nanosegundo “Te jodes, Cain”, seguro.

 

CUATRO

-La buena noticia es que el barreño es bastante grande y  hay equipo y provisiones.

-La otra buena noticia es que la puntería de los orcos es horrible y no le aciertan a algo tan pequeño como una cápsula de escape (gracias a Amberley por el dato).

-La mala es que hay que ir en barreño hasta Perlia. Tres semanitas de nada.

-Cain aprovecha el tiempo para entrenar con la espada-sierra, y Jurgen… bueno, Jurgen tiene porno en el portátil.

-El Olor de Jurgen aprovecha para ponerse cómodo.

-El ordenador de a bordo hace PING!, tres semanas después.

-¡Contacto por radio, sí! de aquí su regimiento es un paso.

-La de control del espaciopuerto insiste en que no puede ser él porque está muerto, que lo pone en el informe.

-¡Y le cuelga! Pero no sin decirle que va a tener que aterrizar él solo el barreño donde pueda, y luego ya se pasará alguien a ver si son orcos camuflados, que ahora mismo tienen mucho lío. RANCIA.

-¿Eso ha sonado como varios impactos abriendo una brecha en la cubierta de la cápsula?

 

CINCO

-Menos mal que estaban en la cabina y es estanca, porque en el resto de la cápsula no queda mucho aire que digamos.

-Entrada en la atmósfera movidita.

-Estamparse en un lago en mitad de un oasis en pleno desierto ya es puntería. 8 sobre 10 para Cain por el aterrizaje (rebotar resta puntos).

– Parece que nadie se ha roto nada importante. Aún así, AUCH.

-Bueno, pues ya estamos en el sue — ¿eso que huele tan mal eres tú, Jurgen?

– … no, no es Jurgen.

 

Continuará próximamente en este mismo canal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *